Ayuda a evitar el robo

El señuelo en cuestión podrá ser colgado en el árbol o planta o depositarse en el suelo/ mantilla/capazo, de tal forma que a la hora de realizar el pesaje de la cosecha en la cooperativa se incluirá una antena capaz de identificar de forma automática y a distancia dicho señuelo. Este incluye información acerca de la procedencia del producto, su propietario, el polígono y parcela y está fabricado en el mismo tamaño color y peso del producto y con un material biocompostable que permite su mezcla con el resto de la mercancía.

Además, este señuelo podrá ser detectado por los cuerpos y fuerzas de seguridad a través de unas pistolas de radiofrecuencia con lo que se podrá identificar el propietario y la procedencia del fruto robado a tiempo real.